El Himno sin compositor

Share

 

Himno Nacional

Primer Impreso oficial como Himno Nacional de Venezuela en 1881, al igual que el decreto, no especifica los autores de letra y música.

Después de haber realizado su primer periodo de gobierno (1870- 1877), Antonio Guzmán Blanco, quien también era conocido como el “Ilustre Americano” se fue a Europa a disfrutar las pomposidades propias de la aristocracia de la época.  Es el 25 de febrero de 1879 cuando decide regresar a Venezuela lleno de ensueños franceses y con la idea de convertir su patria en una pequeña réplica de París adecuada a sus intereses.

Así comenzó el segundo gobierno de Guzmán Blanco, denominado “Quinquenio” debido a que su mandato tuvo una duración de cinco años y es precisamente en esta época cuando inspirado en  “La Marsellesa” que era el canto patriótico francés, realiza la selección entre las canciones patrióticas más populares de la época y debido a la contagiosa melodía derivada de una canción de cuna, se declaró por decreto el 25 de mayo de 1881 el  “Gloria al Bravo Pueblo” como Himno Nacional de Venezuela. Lo interesante es que dicho decreto no contiene el nombre del autor pero al ser publicado después de dicho decreto se puso como autor a Juan José Landaeta.

El problema comienza cuando en 1883, dos años después de publicado el himno, en una revista musical y literaria editada quincenalmente por Don Salvador Llamozas llamada “La Lira Venezolana” en la edición homenaje al primer centenario del nacimiento del Libertador (año I, mes VIII, número 15, página 73) realizaron un interesante artículo sobre el Himno Nacional en el que se menciona  a Juan José Landaeta como autor, pero agregan una nota que dice así “Atribuyen algunos la paternidad del Gloria al Bravo Pueblo a Lino Gallardo, contemporáneo a Landaeta; pero existen más fundamentos para creer que fuera de éste.”  Como dato curioso LLamozas no menciona qué fundamentos hacían creíbles que la paternidad del himno fuera de Landaeta.  A todo esto es importante agregar que en el libro de José Antonio Calcaño titulado “La Ciudad y su Música” se asegura que la hija de Lino Gallardo horrorizada ante las acciones del gobierno anticlerical de Guzmán Blanco, resolvió quemar en el corral de su casa todas los manuscritos del Bravo Pueblo para que el nombre de su progenitor no quedara asociado al enemigo de la iglesia. Esta acción complica la situación, debido que desaparecen las posibles evidencias que pudieran demostrar la autoría de Lino Gallardo.

Es importante mencionar que Guzmán Blanco después de demoler numerosas edificaciones de la iglesia Católica erigió una Logia Masónica. Así demostraba simpatía con esta importante organización que a su vez ha estado muy relacionada con la música venezolana y los dos personajes a quienes se les atribuye la autoría del Gloria al Bravo Pueblo, Vicente Salias y Juan José Landaeta eran masones (Castellón: 1985: 11) razón por la cual se relaciona el acercamiento de Guzmán Blanco con la masonería, a la repentina atribución sin evidencias contundentes de la música, a Landaeta.

Si en algo coinciden todas las versiones es que el “Gloria al Bravo Pueblo” nació en la llamada “Junta Patriótica” o “Sociedad Patriótica” resaltada en la historia por el glorioso 19 de abril de 1810 al cual pertenecían Vicente Salias y Lino Gallardo; (Landaeta no, debido a que era vinculado con otro grupo denominado los Sincamisa), hecho que resta posibilidad a que Landaeta estuviese presente cuando se compuso el himno.

Es probable que nunca se conozca a ciencia cierta quien escribió nuestro Himno Nacional pero lo importante es que éste sin duda alguna recoge importantes elementos como el patriotismo de un pueblo que ha demostrado avidez de libertad, consciencia, identidad y capacidad de lucha ante las adversidades.

Samuel González Castrillo

@sgcastrillo

Deja un comentario