La inteligencia musical en el embrión

Share

Los recién nacidos  durante sus últimos tres meses en el vientre materno  tienen la capacidad de recordar e identificar las canciones al nacer.

Prof. César Mendoza@terapiamusical

Son muchas las personas, inclusive, jóvenes embarazadas que se acercan a nuestra Otilca, a preguntarnos cómo funciona la música en su proceso de gestación, a lo que de inmediato nuestro grupo de especialistas les formula la siguiente pregunta: ¿Alguna vez te has puesto a pensar de que tu bebé tiene habilidades incluso antes de nacer?, estimular el cerebro de tu bebé antes de su nacimiento logra que sus neuronas se formen más rápidamente y que las conexiones se hagan de manera saludable y efectiva para que el bebé pueda sorprenderte con sus capacidades incluso algunos días después de nacer.

11937443_10156810857645724_8149684150380004277_n

Participantes del programa Música Embrionaria de Otilca- Izquierda Mariel Díaz, Derecha Betty Mendoza

Luego les comentamos que no todo es color de rosa durante el embarazo, los cambios físicos y emocionales vividos durante esta etapa originan cierta ansiedad; que muchas mujeres logran enfrentar a través de la terapia musical o la musicoterapia. Técnica, que hace posible tener las ventajas de: no caer en una depresión post parto, descubrir el lado artístico de cada gestante, lograr el contacto afectivo entre madre e hijo y que él bebé recuerde las melodías tras su nacimiento, lo cual les produce mucha tranquilidad.

Según un estudio científico realizado por el Hospital Universitario Central de Helsinki (Finlandia), los recién nacidos tienen la capacidad de recordar e identificar las canciones que escucharon durante sus últimos tres meses en el vientre materno. En el trabajo monitorizaron a un total de 24 embarazadas durante las 24 horas del día en los últimos tres meses de gestación. Los científicos pidieron a las madres que pusieran tres tipos de músicas diferentes a los bebés cinco veces a la semana. Y tras su nacimiento analizaron su estas canciones les habían dejado alguna ‘marca’ a nivel neuronal.

Durante el embarazo la futura mamá atraviesa por diversos estados de ánimo, puede sentir miedo, tristeza, alegría, euforia y también angustia. Lo que debe que tener en cuenta es que su estado emocional es una referencia muy fuerte para la formación de ese nuevo ser, y si  le transmite al bebé esos sentimientos negativos, éste los asimilará, y a pesar que no se encuentra aún, en situación de saber el significado de estos sentimientos, pueden ser en el futuro una parte importante dentro de su personalidad. Aunque parezca extraño la sensibilidad musical del bebé se comienza a desarrollar aproximadamente desde el cuarto mes de gestación, su sensibilidad es increíble, él puede reír, sentir y escuchar. Habiéndose demostrado que pueden memorizar música y canciones y recordarlas luego del nacimiento, como lo han manifestado muchas mujeres que han logrado atravesar sus cambios físicos y emocionales durante el embarazo, gracias a la musicoterapia, con la cual aprendieron a manejar sus temores y miedos, transformándose en alegría, confianza y tranquilidad.

Según un estudio científico realizado por el Hospital Universitario Central de Helsinki (Finlandia), un bebé recuerda las canciones o melodías que escuchó en el vientre materno, teniendo la capacidad de recordar e identificar las canciones y música durante su crecimiento y desarrollo.

El resultado de sus estudios indicó que, durante los cuatro meses posteriores al nacimiento, los bebés que habían escuchado estas melodías en estado fetal reaccionaban al sonido cuando lo volvían a escuchar. algunos sonreían, mientras otros se tranquilizaban si estaban llorando e, incluso, algunos se llegaban a emocionar. De ahí que los investigadores piensen que su estudio puede ser importante a la hora de analizar cómo la música desarrolla la llamada ‘memoria fetal’ y el cerebro de los bebés, y a su comportamiento posterior tras el parto. No en vano, los expertos recomiendan a las madres que canten, o escuchen música durante el embarazo, pues se trata de una forma efectiva de relajar al niño.

Este método que en la actualidad es desarrollado con grandes éxitos por Otilca, permite generar las siguientes ventajas:    Lograr un contacto emocional y afectivo entre la mamá y el bebé, que estos tengan menor riesgo de padecer una depresión luego del parto, que las músicas o canciones quedan en la mente del bebé como un recuerdo que se perpetúa luego del nacimiento, al volver a escucharla esto le produce tranquilidad.

Para nuestra organización, y desde tiempos inmemoriales, la música se ha utilizado no sólo como mecanismo para divertirse sino también para liberar energía, desarrollar la creatividad e incluso crear sensación de bienestar. Precisamente por todo ello, Otilca está apostando por desarrollar y extender el uso de la llamada Musicoterapia o terapia musical desde el vientre materno, de manera que las  composiciones instrumentales o con voz formen parte de la vida de muchos pequeños, gracias a la labor que realizan musicoterapeutas, quienes están seguros que con esta terapia están brindando importantes beneficios para los bebés, a la vez que los ayuda a mejorar en cuanto al aprendizaje, a tener bajo control la ansiedad o el estrés que puedan sufrir por determinadas circunstancias y contribuye a facilitar sus mecanismos de comunicación aumentando su estado de ánimo, haciéndolos más alegres y contentos.

Por otra parte, en nuestra organización la Musicoterapia es la manera mas adecuada para mejorar la coordinación y cambios positivos a nivel fisiológico como en el ritmo cardíaco y en el respiratorio, la percepción auditiva, el desarrollo de la afectividad y de la emoción, su autoestima, su positividad e incluso pueden reducir su dolor. Un beneficio en pro de la salud que también es aplicable a los bebés prematuros.

Estas ventajas ofrecidas por Otilca no es una novedad, pero cada día está recibiendo más el reconocimiento que merece en pro de la calidad de vida de los pequeños de la casa y sus madres.

Deja un comentario