¿Qué instrumento musical tocar?

triangulo

El estudio de la música proporciona muchos beneficios, aumenta tu concentración, tu capacidad de trabajo, tu fuerza de voluntad, tu disfrute, el trabajo en equipo. Elegir el instrumento adecuado puede generar el mayor de los dilemas: ¿Qué me gusta? ¿Con qué sonido me identifico? ¿Cuál es más fácil? ¿Qué instrumento soy?

Entre los niños, son los padres los que siempre eligen qué instrumento van a tocar, siempre se comete el error del capricho, “voy a apuntar a mi hijo en clases de piano porque fue lo que YO siempre quise tocar”. ¿El resultado? Instrumentos caros que terminan guardados en un closet, y no hay instrumento más caro que el que no se usa. Por lo general, y es lo recomendable, se debe comenzar por un instrumento de percusión para dar los primeros pasos en el estudio de la música, en ese momento la melodía y el ruido son los mismo, un simple efecto sonoro.

El factor económico también entra en juego en la elección de un instrumento musical. Para no lamentar gastos innecesarios, antes de comprar el instrumento es preferible asegurarse de que realmente se desea aprender a tocarlo, y mostrar un verdadero interés hacia un determinado instrumento. Siempre debemos elegir un instrumento por el que tengamos un verdadero interés. De nada nos sirve tomar clases de piano porque fue lo único en lo que se pudo encontrar oportunidad de estudio, si lo que realmente querías tocar era el violín, lo más seguro es que no dejes de pensar en el violín, y terminarás aburriéndote de las clases de piano, y por consiguiente frustrado a nivel musical.

Una clave muy importante es escuchar a MUCHOS autores, y MUCHA música, música de todos los géneros: Beethoven, Bach, Mozart, John Coltrane, Duke Ellington, Charles Parker, Dizzy Gillespie, Glenn Miller, Jesús Ávila, Francisco Mata, etc. Experimenta tú mismo, conviértete en tu mejor maestro, lee mucho, compra métodos. Esto te enriquecerá como músico y como persona.

Prueba con varios instrumentos siempre que te sea posible, se curioso, diviértete con la música, comparte y toca con mucha gente, aunque todavía no tengas destreza. Escucha muchos instrumentos, el camino de la música es muy largo, no tiene final, pero es muy divertido y gratificante. Vale la pena.

Paul Najarro

Ing. Paúl Najarro

Recorriendo el mundo de la MÚSICA, y todavía me queda mucho por recorrer. 

Si usted desea información o participar en nuestros programas:

“Musicoterapia” haga Click Aquí

“Estimulación Temprana” haga Click Aquí

“Kinder Musical” haga Click Aquí

Deja un comentario