Sanos  por siempre y ¡musicalmente!

Share

pag-15-2 jpg

Ante todo agradeciendo a Dios Padre por la bendición de amanecer un día mas en este hermoso y poco valorado planeta Tierra. Soy una Terrícola y Docente que de manera responsable procuro incentivar el interés por el estudio y el desempeño de cualquier actividad productiva con vocación y sentido.

Como resultado del consejo asertivo de parte de la Profesora especialista en Teatro: Judith Alvarado, además de ser una amiga ejemplar. Comienzo  asistir a la Escuela de Música OTILCA, pues también los Docentes a pesar de explicar tantas teorías a veces caemos en el error de no practicar lo que predicamos. Judith me hizo referencia acerca de la excelente y novedosa terapia de relajación con Música: entonces tomé la decisión de experimentar e indagar al respecto. Gracias a la receptividad y apoyo de los Profesores y Director de esta prestigiosa Escuela de Música, logré una rápida evolución de mi estado de salud en pocas semanas, específicamente en 8 meses, generando un notable cambio positivo en mi estilo y calidad de vida. Es factible afirmar que gracias a la musicoterapia pude descubrir una habilidad propia que Yo desconocía en mí: puedo cantar y tocar el cuatro simultáneamente y con 52 años de edad. Comprobé por observación Directa, mediante el estudio y la práctica que aprender y relajarse con la música es posible y para ello no existen límites ni condiciones: Soy una Lora vieja en proceso de aprendizaje musical y lo disfruto mucho.

“Deep Blue” era el antiguo color de mis días, pues aproximadamente durante 4 años confronté depresión reactiva a consecuencia del síndrome del desgaste profesional o quemado (Burnout). He comprobado que la teoría se cumple y el afecto consolida a los nuevos aprendizajes, pues agradezco a mi Hijo, a mi esposo, amistades y a los Docentes de OTILCA SALUD la oportunidad de vivenciar los amplios beneficios que aportan los hallazgos de Howard Gadner en su teoría de las inteligencias múltiples, ya que las ondas cerebrales se reactivan con la Música: el Hemisferio Derecho hace mejoras y mayores conexiones revitalizando el sentido y la conciencia de asumir un nuevo proyecto de vida: no es el dinero, ni los bienes. La calidad de vida tiene como base fundamental: encontrarse a Sí mismo, vivir a plenitud, dormir lo suficiente, recrearse musicalmente para prolongar nuestra existencia y vivir sanos por siempre! Lee la Revista Otilca.

Lcda..Marthelena Martínez

Deja un comentario