Tuiter

síguenos en twitter

EEUU: Twirer; Trinidad: tuita; Venezuela: tuiter

Definitivamente las redes sociales están jugando un rol protagónico en la sociedad. Es tan así, que cuando asistimos a cualquier reunión de trabajo o política, en el registro de asistencia escasamente aparece la casilla “N° de teléfono”, pero casi nunca fallan “email” y “twitter”. Lo que ha obligado a algunos conservadores, renuentes a los avances tecnológicos, a abrir las respectivas cuentas. El asunto va más allá, si la intención es hacer amigos o conseguir una pareja, no hace falta acercarse a alguna reunión social o fijarse en quienes nos rodean, basta con buscarlos en el “facebook”; herramienta que se ha convertido en la “Celestina” moderna.

Pero mi intención acá no es juzgar la pertinencia de las llamadas redes sociales; al contrario, estoy de acuerdo con que esas herramientas son muy útiles y necesarias para agilizar y facilitar la comunicación; por supuesto, siempre que no interfieran en las relaciones humanas, como es el caso de miembros de la misma familia, que estando sentados a la mesa en plena comida no dejan de manipular sus teléfonos; o que encontrándose en la casa en el mismo momento, se pasan correos electrónicos o “tuiters” del cuarto a la cocina, de la sala al cuarto. Y si están molestos, se insultan por “feibuk”.

¿Cuál es mi intención entonces? Dar mi humilde opinión acerca del uso, sobre todo oral, de los vocablos ingleses “facebook” y “twitter” que, como sabemos, provienen del inglés estadounidense. Hago esta salvedad porque en el caso de “twitter”, por ejemplo, la pronunciación estadounidense es “twirer”. Fíjese que la “w” funciona igual que nuestra “u”, y la “t” (simple o doble) se pronuncia como “r” (vibrante simple), debido a su posición intervocálica. Igual ocurre con: “later” /leirer/ (después), “letter” /lerer/ (carta), “better” /berer/ (mejor). Sin embargo, en el caso del inglés trinitario, la pronunciación de “twitter” es “tuita”. Me comentaba mi amigo, el profesor Pablo Rodríguez, que un amigo trinitario le decía en estos días “Búscame en tuita”. Esto indica que aún en variables dialectales del mismo inglés existen lógicas diferencias de pronunciación. En cuanto al español, algunos hablantes pronuncian ciertos anglicismos como si fueran ingleses, pensando, tal vez, que eso es lo correcto. Estas personas desconocen que tenemos puntos de articulación distintos a los de un hablante inglés.

Quizás usted piense  como una amiga gracitana con quien hablaba del tema recientemente. Ella me decía ¿por qué a “facebook” sí le damos la pronunciación inglesa y a tuiter no? Pienso que esto se debe a algo meramente pragmático y de comodidad al momento de pronunciar. Por esta misma razón pronunciamos “guachimán” y “Sicología”. Obviamente para un hablante español es más fácil pronunciar “feibuk” que decir “facebook”. Pruébelo. Mientras que es más fácil pronunciar “tuiter”, que “twirer”. Ahora bien, si cada lengua hace sus pronunciaciones siguiendo sus patrones de uso, por lo que tenemos que en Estados Unidos es “twirer” y en Trinidad, “tuita”; no veo la razón para que algunos se compliquen la vida haciendo pronunciaciones inglesas, si pueden hacerlo en español con la misma efectividad, y menos arrogancia. Lo más curioso es que a los mismos que oímos decir “twirer”, les oímos también “tuitear”, “tuiteros”, “tuitié”, “tuiteaste”. ¿Entonces?

Por CELIS E. RODRÍGUEZ SERRANO / @CelisRodrguez

síguenos en twitter

Deja un comentario