Lo que se hace para gerenciar nuestra hermosa OTILCA.  Parte II.

Share

imagen otilca media pagina

Por César Mendoza CEO de VIP Professional Group, C.A   / @viprogroup

He aquí la segunda parte del artículo que publicamos en la pasada edición de la Revista Otilca. En aquella oportunidad nos referimos a ocho acciones gerenciales que lleva a cabo la Escuela de Música Luisa Cáceres de Arismendi para alcanzar sus objetivos estratégicos.

A continuación, describiremos otras ocho tareas que se cumplen para gerenciar nuestra hermosa OTILCA:

  1. Aprovechar las posibilidades que les brinda Internet: se trata de una organización que ha sabido sacar provecho de las plataformas y herramientas que ofrece internet para impulsar el crecimiento de personas y empresas. Su radio on-line, su revista digital, su página web, su blog y su presencia en Redes Sociales, demuestran que hay una madurez importante en cuanto al uso de los modernos canales de comunicación y la nueva economía digital.
  1. Entrenar a su talento humano: es probable que los estudios y la experiencia en el área educativa que tienen las personas que dirigen Otilca, sea el motivo de la prioridad que se le da al entrenamiento de su talento humano. Cualquiera sea el motivo, puede observarse que la formación continua, la pedagogía, la andragogía y el estudio permanente tanto del equipo de trabajo como de los estudiantes de la Escuela de Música son principios profundamente arraigados en la actividad diaria de esta institución.
  1. Convertir la estrategia en táctica: me gusta ver como transforman sus planes en realidad con una determinación vertiginosa. Sus proyectos no se quedan en el papel. Se hacen. Y se hacen bien.
  1. Innovar: pareciera que en Otilca el tiempo se multiplica por dos. Hemos trabajado para organizaciones que necesitan todo un equipo de innovación que les permita incorporar nuevos proyectos, nuevos diseños, ideas brillantes para resolver problemas, aprovechar oportunidades de negocio, incorporar tecnologías modernas, analizar tendencias, establecer alianzas; sin embargo en esta Escuela la innovación parte de su Director Samuel González, y permea hacia todo su equipo. En Otilca todos los días se está trabajando en algo nuevo. Eso nos hace pensar que lo que conocemos sobre ellos es apenas el comienzo de lo que llegarán a ser.
  1. Atreverse: No le tienen miedo al fracaso porque para ellos es una oportunidad de corregir y seguir creciendo. ¿Qué más puedo decir sobre esto?
  1. Exigirse al máximo: a pesar de su enorme optimismo son profundamente inconformes con sus logros, siempre van por más, piensan que todo lo que hacen se puede mejorar, no dejan de trabajar, viven pensando en el futuro, sueñan con el éxito – y si lo consiguen – continúan soñando con algo mejor.
  1. Construir una marca basada en valores: son lo que sus valores hacen de ellos. Un equipo de personas respetuosas, responsables, solidarias,  innovadoras, emprendedoras, promotoras del trabajo en equipo y, sobre todo, amantes de la música.
  1. Jamás detenerse: en Otilca nunca se para de soñar, innovar y crear experiencias inolvidables cuyo protagonista sea el ser humano y la música que vive dentro de él. Leer primera parte…

síguenos en twitter

 

Deja un comentario