Los cantantes de coro sincronizan sus corazones al cantar

IMG_2410

Tocar un instrumento o cantar requieren una gran habilidad de coordinación y ritmo. Por eso en los grupos de rock modernos el batería se encarga de llevar el compás que coordina al resto del grupo, igual que pasa en las bandas de música clásica con el director y su batuta. Esto permite que todos los instrumentos estén sincronizados, pero ¿es posible que esta sincronización también afecte al cuerpo de los músicos?

Parece que sí, según un estudio de la Universidad de Gotemburgo en Suecia. Han descubierto que la variabilidad cardíaca de un grupo de personas se sincroniza cuando cantan una canción en grupo. Durante su investigación han estudiado el ritmo cardíaco en varios grupos de canto coral mientras cantan diferentes canciones.

Los cantantes sincronizan su variabilidad cardíaca, no su ritmo cardíaco. Si escuchas tu corazón (y no tienes ningún problema cardíaco) notaras un latido rítmico, sin diferencias de tiempo aparente entre latido y latido. Sin embargo, si registramos la señal cardíaca mediante un electrocardiograma comprobaremos quehay unas pequeñas alteraciones en la distancia de tiempo entre latido y latido. A estas alteraciones se las llama variabilidad cardíaca, y puede cambiar según el ritmo respiratorio, el estado de estrés o incluso la alimentación que llevemos.

Esto explica la sincronización cardíaca entre cantantes. Para nuestro cuerpo, cantar es muy diferente a tocar otro instrumento que no sea de viento: requiere coordinar nuestra respiración. Cuando cantamos pasamos aire a través de nuestras cuerdas vocales, y realmente es imposible cantar una nota un tiempo indefinido, ya que tenemos que volver a inhalar aire. Cualquier cantante e instrumentista de viento sabe que las canciones deben tener pausas para recuperar la respiración. Estas pausas actúan de compás, y cuando una coral canta la misma canción realmente están controlando su respiración y siendo sincronizada entre los diferentes miembros. Ya hemos dicho que la respiración afecta a la variabilidad cardíaca, de manera que un grupo de gente que respire coordinadamente puede tener una idéntica variabilidad cardíaca, como se ha observado en el experimento.

Existiendo diferentes tipos de canciones, en el estudio quisieron comprobar qué canciones provocarán una mayor sincronización respiratoria y cardíaca. La pregunta es mas compleja de lo que parece en un principio, ya que la mayoría de canciones que escuchamos no esta interpretadas por un grupo de gente cantando la misma partitura exacta, sino que normalmente diferentes voces interpretan diferentes partes de la canción. Realmente si queremos música sincronizada entre cantantes debemos adentrarnos en dos de los campos musicales más antiguos del mundo: la música coral y los mantras.

En la música coral los músicos cantan una misma partitura combinando sus voces para crear la melodía. Los mantras son algo diferentes, el canto es lento y se usa como apoyo para la meditación y la relajación. En el estudio usaron la canción coral de Fairest Lord Jesus, y un mantra llamado Just RelaxPara equilibrar el estudio ninguna de las dos melodías son especialmente marchosas. Aquí hay un vídeo de un coro cantando Fairest Lord Jesus:


Comparando las dos canciones, con el mantra se conseguía la máxima sincronización entre los cantantes. Probablemente por ese motivo los mantras tienen ese efecto relajante y de meditación. En el próximo estudio se comprobará el efecto de sincronización cardíaca con canciones más diferentes y que menos relajantes.

Ya sabes, si quieres coordinar algunas de tus constantes vitales con otras personas, una idea ideal es apuntarte a un coro. Aunque si solo quieres coordinar tu cuerpo, apúntate a baile y baila una coreografía grupal, así el publico podrá notarlo sin ayuda de un electrocardiograma.

Fuente | Scientific American y Frontiers in Psychology, 2013. DOI.

Deja un comentario