Lugar Mágico

Share

lugar magico

Existen fuerzas que te hacen estar en lugares comunes que nunca pudiste imaginar. Vivimos en una isla hermosa, llena de diversidad, de realismo mágico que te atrapa y ya no puedes escapar. Toda nuestra Venezuela es una gran reserva de energía que no hemos sabido explotar para nuestro bienestar. No sólo existe una naturaleza maravillosa sino que tenemos gente hermosa, valiosa.

A veces olvidamos esas maravillas pero una fuerza poderosa nos conduce sin que nos percatemos de lo que está por venir. Dicen que es la Ley de la atracción, el Cosmos, o yo no sé qué cosa que nos empecinamos en llamar “Destino”. La verdad es que la vida es una suerte de momentos que deben ser vividos intensamente, sin dejar de pensar en las consecuencias de cada acción, de cada palabra… No se trata de sobrevivir, y por consiguiente me llevo por delante a cualquiera. No. La vida es un regalo. Es algo maravilloso. Cada momento de nuestra vida está lleno de energía, no podemos desperdiciarla. Cada instante tiene un valor, una huella y debemos conducir nuestros pasos de manera que no venga el viento o la marea y la borre para siempre. Son tantas historias cruzadas, experiencias vividas pero no compartidas. A veces sentimos que conocemos personas que jamás hemos visto y al mirarlas por primera vez, ya son parte de nosotros. Sentimos que compartimos sueños. ¡Así sucede! Cosas que tiene eso mágico que es el vivir. Y si eres músico, poeta, docente o loco, no lo sé… Esa vida se llena de universos indescriptibles.

Hay energía vibrante que emerge y que intenta realizar una gran metamorfosis, así como se esfuerza por salir la oruga y se convierte en una bella mariposa. Es hermoso ver lo que un día fueron simples notas, acordes, palabras, transformarse en maravillosas melodías y estupendos argumentos o reflexiones. Es sentir que puedes transferir tu energía a esos que llamas pupilos, alumnos y que luego alzan el vuelo y te superan. Ese es nuestro regalo. Somos Quijotes y Sanchos Panzas que coexisten a pesar de las distancias y el tiempo. Traspasamos esas fronteras, creamos mundos mágicos donde el convivir y la felicidad son la verdadera razón para existir.

A veces sentimos que nos faltarán días para aprender, para renovar, revivir, crecer, amar… No es fácil. Se necesita entrelazar las vidas de los seres míticos (nosotros), deslastrar lo negativo, una sobredosis de un coctel de amor, pasión, devoción, humildad, paciencia y coraje, unas infinitas ganas de vivir, y algo muy importante, escribir las historias para que sirvan de inspiración. Sólo así siempre podremos encontrar el camino hacia el lugar mágico, donde el sueño de VIVIR es posible.

Emilia García.

Para leer más artículos de Emilia García haga click aquí

Deja un comentario