A mis hermanos músicos

a mis hermanos musicos

Hoy mientras caminaba hacia mi lugar de trabajo me llamó la atención un señor que venía cantando, muy bien por cierto, un viejo bolero a todo volúmen y sin prestarle atención al “qué dirán”. Él sólo cantaba y sonreía, como acompañándose en su solitaria caminata matinal.

Me alegró el trayecto y me puse a pensar que ese es el efecto que produce la música, tanto en quien la hace como en quien la escucha, creando así una conexión mágica.

Nuestra misión como músicos es apasionante y amplia.

Debemos transmitir un mensaje positivo, esperanzador, alegre, que haga tomar conciencia, que llame a la reflexión y que contagie a través de las palabras que se cantan o simplemente por medio del instrumento musical que hayamos elegido como compañero de camino.

Si bien ya lo he escrito en otras oportunidades, recuerden que el músico no puede ser algo separado del ser humano. Es inseparable y que se refleja SIEMPRE en la actitud del ejecutante. Primero debemos ser BUENA GENTE. Después buenos músicos. Y cuando digo “buenos músicos” no me refiero a virtuosismo, velocidad, armonías hipercomplejas o ser una biblia en conocimientos teóricos. Esos son sólo complementos para un buen músico. Me refiero a tocar exactamente lo que el tema PIDA y que salga con pasión y entrega desde el corazón, directamente hacia el corazón de quien nos escucha.

Somos seres afortunados quienes hemos escogido el camino de la música. Siempre estamos aprendiendo, creciendo, creando y brindándonos desde lo más profundo de nuestro ser.

Somos privilegiados porque percibimos el mundo desde la sensibilidad y desde las vibraciones.

Tenemos la bendición de ser los portadores de los estados de ánimo más diversos a través de la sonoridad y de hacer música hasta con lo más básico y elemental, en cualquier lugar.

En este mes del músico, quiero saludar a todos mis hermanos que día a día dibujan una sonrisa en el rostro de quien los escucha.

¡Nunca se cansen de dar y de agradecer. De aprender y de compartir lo que han aprendido!

¡Un gran abrazo y FELIZ MES DEL MÚSICO!

Jorge “Perro” Bustos

Para leer más artículos de Jorge Bustos haga click aquí.

Deja un comentario